“Cosmovisión de la Poesía”, Magistral conferencia del escritor y poeta Justo Jorge Padrón en Molvízar

Justo Jorge Padrón ofreció una lección magistral sobre poesía, con el título “Cosmovisión de la Poesía”, ante una audiencia maravillada, durante el acto que se celebró en la Casa de la Cultura de Molvízar en el que recibió el premio.

Granada Club Selección ha anunciado que el poema de Justo Jorge Padrón, ganador del Primer Premio Internacional de Poesía de Granada Costa, será editado en un libro ilustrado por el pintor Jaime de los Campos Avilés y que ya tiene fecha y lugar de presentación: Octubre en Mallorca. Así lo anunció ayer el director del periódico Granada Costa y de la editorial ‘Granada Club Selección’, D. José Segura, tras hacer balance de la conferencia impartida por el poeta, el pasado domingo 14 de Junio, en Molvízar.

Durante el acto, que contó con una asistencia masiva y la presencia del Alcalde del municipio, D. Fermín García Puentedura y la Concejala de Cultura, Dña. Faustina Béjar, Justo Jorge Padrón, visiblemente emocionado, definió del siguiente modo el arte que ha absorbido la mayor parte de su vida: “La poesía es, al mismo tiempo, la zarza ardiente de Jehová, la hoguera primigenia de Prometeo, el vuelo de Ícaro antes de que su propia claridad, no la del Sol, lo destruyera, es su propia religión, su auténtico génesis, da fuerza a su creador, le susurra al oído que es su Dios”. 

El poeta Justo Jorge Padrón, el escritor y periodista Alfonso Monteagudo y José Segura, director del periódico Granada Costa, durante la conferencia impartida por el poeta.

El poeta reivindica para sí una poesía que es, sobre todo, forma de conocimiento, compresión de la vida en su integridad cósmica, en un proceso de lo individual a lo universal, a través de la visión que adopta expresiones de belleza imaginativa.

Justo Jorge Padrón, que prometió regresar al municipio de la Costa Tropical si le era concedido el premio Nobel, incidió en la  idea de la poesía y la poética como “necesidad espiritual” y motor de las civilizaciones. Ambas ideas centraron la conferencia que Padrón pronunció en la Casa de la Cultura durante la recepción del ‘Primer premio Internacional de poesía de Granada Costa’, que le fue entregado esa misma tarde.

Un discurso irrepetible. En su oleaje verbal entre un sentido dramático del vivir y una atracción fascinada por la imagen y el símbolo nos devuelve, Padrón, el canto de lo sobrerreal.  Aunque su fama anunciaba que sería una conferencia inolvidable, nadie presagiaba la altura filosófica, cultural y literaria del discurso pronunciado por el poeta canario. Justo Jorge Padrón fue presentado por el también poeta, escritor y coordinador cultural del periódico Granada Costa, Alfonso Monteagudo, amigo personal del famoso literato. Padrón, en un tono cálido, agradeció la semblanza de Monteagudo: “Hay palabras blancas, resplandecientes, hermosas, hermosísimas que de vez en cuando nos viene a la mente con su poderosa iluminación; una de ellas es la palabra ‘gracias’. Lo digo con humildad y emoción: gracias, Alfonso Monteagudo”.

Inmediatamente después, el poeta canario siguió su conferencia, en la que recorrió los avatares diversos que a lo largo de su vida le han elevado hasta convertirlo en referencia para la poesía en nuestra lengua. “Antes de darles mi charla sobre los destinos de la poesía, me gustaría contarles cómo la poesía me ha conducido a sitios insospechados”, explicó Padrón, que en varias ocasiones hizo referencia a la necesidad de ser preciso con sus palabras, porque, como decía Rilke, “el poeta está obligado a ser preciso”.

No faltaron momentos, en los que la profundidad del discurso  sorprendía a la audiencia, atenta al valor de sus palabras y la vocación que se vislumbraba a través de ellas. “Todo auténtico poeta, aún sin saberlo, está de parte del Demonio”, explicaba Justo Jorge Padrón, citando las palabras de W. Blake. 

Vida literaria. En 1997 el literato recogió el Nobel otorgado a Vicente Aleixandre; amigo personal de los más importantes escritores y poetas del siglo XX, como Octavio Paz y Alberti entre otros grandes literatos, Justo Padrón, puede considerarse por sí mismo una de las más representativas figuras de la poesía en España. Su obra ha sido traducida a cuarenta y cuatro idiomas y ha sido estudiada y galardonada en los cinco continentes, convirtiéndolo en el poeta de habla hispana más valorado de las últimas décadas.

Heredero privilegiado de la generación del 27, los versos de Justo Jorge Padrón (Gran Canaria, 1943) están escritos con una enigmática belleza y un profundo lirismo de gran fuerza metafórica y visionaria. Su obra ha sido descrita por los críticos como “una conmovedora síntesis del expresionismo y el simbolismo, a través de una exquisita técnica surrealista, que otorga a su poesía una fascinación nueva en la que tiene espléndida presencia la precisión y el refinamiento de la palabra, el prodigio de la imaginación, la hondura del pensamiento filosófico y una sutil emoción humana”.

Pero los méritos de Padrón no sólo se han traducido en elogios. Su primer libro de poemas,  “Escrito en el Agua”,  fue galardonado en el Premio Adonais en 1969. Siete años el poemario “Los círculos del infierno” sería nombrado mejor libro europeo de poesía. A lo largo de su larga trayectoria profesional ha sido presentado en numerosas ocasiones como candidato al premio Nobel de Literatura, aunque actualmente todavía no le ha sido concedido el galardón. Si ha obtenido, sin embargo, el Premio Europa de Poesía, homólogo en los Países del Este del otorgado por la academia Sueca.

 El escritor y periodista Alfonso Montegaudo, Faustina Béjar, Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Molvízar, Fermin García Puentedura, Alcalde de Molvízar, el poeta Justo Jorge Padrón y José Segura, director del periódico Granada Costa, en el momento de entrega del premio.

Justo Jorge Padrón, ensayista, abogado y traductor, además de poeta, ha sido nombrado Doctor Honoris Causa en cuatro universidades de América Latina y en la Universidad Skopje. Fue nombrado Presidente del  VI Congreso Mundial de Poesía, del que son miembros los literatos más importantes de los cinco continentes.

Premios importantes. A parte de los mencionados, en el amplio currículum, de Justo Jorge Padrón, destacan los siguientes premios: Premio Europa de Literatura, Premio Internacional de la Academia Sueca; Gran Premio de Literatura de Sofía y el Premio Orfeo, ambos en Bulgaria; La Corona de Oro en Struga, Macedonia; Premio Internacional de Trieste, Italia; Premio Nichita  Stanescu de Rumanía; Premio de Festival de Yverdom, en Suiza; Zeus de Grecia; y en España, por citar sólo tres, el Fastenrath de la Real Academia de la Lengua, el Boscán y el Premio Canarias de Literatura. Si nos remontamos a otros continentes recordemos: La Medalla de Oro de China, Premio Internacional de Madrás en la India e, igualmente, el de la Michel  Madhusudan Academy de Calcuta; El Internacional Bard de la Internacional Guiad of Contemporary Bards de Melbourne, en Australia; Premio Internacional de la World Academy of Art and Culture de San Francisco en EEUU; Premio de la Feria Internacional del Libro en Lima, Perú y el Premio Internacional del Festival de Dakar en Senegal, considerado el gran galardón de la poesía del Continente Africano.