Geomorfología de Molvízar

Para análisis geomorfológico y  topográfico del municipio de Molvízar se han confeccionado un mapa de  pendientes, el mapa de altitudes absolutas y el mapa geomorfológico, así como,  un corte topográfico.


Desde el punto de vista de la geomorfología, las formas del relieve son de gran sencillez, no presentando gran diversidad. 

La variedad existente viene motivada por la presencia en el término municipal de afloramientos rocosos de características distintas. Las cuarcitas y micaesquistos hacia el Sur y dolomías en la Sierra de Los Güájares. Mientras que las dolomías del triásico han dado origen a un paisaje de formas duras y agrestes, con un carácter montañoso, las cuarcitas y micaesquistos del permotrias han originado formas más suaves y de aspecto alomado. 

Ante esta situación la erosión lineal se va a encargar de realizar un modelado de disección provocando la aparición de barrancos y ramblas, únicas formas de relieve importantes, aparte de la cadena montañosa, y añadiendo una mayor diversificación a la geomorfología del término. 

 

El abarrancamiento se ha visto favorecido por el fuerte desnivel de la pendiente, el régimen de lluvias existentes así como por unos materiales blandos y deleznables. Tanto los barrancos con cabecera en la Sierra de Los Güájares (de la Zorra, del Minchar, del Buho, de la Rijana, etc.) como los que tienen su origen en el Cerro del Águila, (barranco de las Piletas, del Mercader, etc.) tienen como eje de desagüe el Barranco de Ítrabo que pasado Molvízar recibe el nombre de Rambla de Molvízar uniéndose al río Guadalfeo por su margen derecha, ya muy próximo a la costa.